Pasar al contenido principal

DIRECTIVOS, DOCENTES Y EDUCADORAS DE PÁRVULOS FINALIZARON DIPLOMADO EN INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

 Hace un tiempo que nuestro establecimiento viene apostando por la innovación al interior de las aulas como línea de trabajo. El nuevo modelo educativo, basado en la teoría de las inteligencias múltiples, busca que el alumno sea protagonista de su propio itinerario de aprendizaje y el profesor, un guía y un emprendedor, consciente de que está educando a niños y jóvenes para el siglo XXI.

 

En enero de 2017 doce docentes del Colegio SS.CC. Concepción iniciaron un Diplomado de Innovación Educativa de tres años en Santiago con la Madre Monserrat del Pozo con la idea de replicar estas experiencias con el resto de la comunidad de profesores y educadoras de párvulos. A la fecha se realizaron dos talleres de perfeccionamiento: el primer taller sobre la aplicación en el aula de las inteligencias múltiples y el segundo sobre aprendizaje cooperativo.

En agosto pasado, el grupo de profesoras, educadoras de párvulo y directivos finalizaron el diplomado. En la sesión de cierre hubo un espacio para que cada grupo expusiera en un stand elementos típicos de sus colegios. El nuestro llevó un aguayo, nuestra cruz, un banderín y una revista que resumió el trabajo desarrollado durante el proceso de estudio y puesta en práctica de lo aprendido.

Claudia Kuhlmann, educadora de Párvulos manifestó que sus desafíos próximos son transmitir y empapar a sus pares lo aprendido. “Si bien ya se comenzó a trabajar el aprendizaje cooperativo, esta metodología tiene elementos esenciales para ser trabajados con nuestros alumnos(as) los que deben estar claros y bien definidos”. “Siento que sí es posible continuar trabajando con esta metodología en nuestro Colegio. Sólo debemos ser parte del cambio, ser sensibles humana y profesionalmente y siempre pensar en que todo esto lo hacemos por nuestros niños y niñas que están en proceso de formación”. 

Por su parte, Evelyn Contreras, docente del Ciclo Menor nos comenta que llevar al aula lo que con tanto entusiasmo aprendió en cada sesión y luego planificó en conjunto con sus colegas es el gran desafío. “Pero confío en que nuestros niños y niñas que ya han tenido clases enfocadas en aprendizaje cooperativo lo lograrán”. Además señala que si se continúa por esta senda de trabajo  se logrará formar personas con capacidades distintivas para lograr metas hacia un bien común pudiendo construir una sociedad íntegra y menos individualista.

 

En tanto, Natalia Reyes, docente del Ciclo Menor, cree que la etapa que finalizaron fue tremendamente enriquecedora  en términos de las múltiples metodologías de enseñanza -  aprendizaje. Metodologías que tienen como protagonista al estudiante, potenciando sus habilidades a través de experiencias innovadoras.

La profesora enfatiza que “en estos tres años se han  ido implementando paulatinamente estas metodologías, generando un impacto positivo en nuestros estudiantes, ya que de la mano de aprender han desarrollado habilidades de trabajo cooperativo, empatía, respeto y buena comunicación”.

“El desafío es sistematizar estas nuevas prácticas para que nuestros estudiantes se apropien de ellas y generemos aprendizaje que sean significativos a nivel académico y formativo".